Un gigante del lejano sur (NGC 253)

Vamos a hacer una incursión al grupo de galaxias más cercano a nuestro Grupo Local, que es grupo del Escultor. El protagonista de esta crónica es una de las galaxias más impresionantes que podemos ver, a pesar de que siempre aparecerá baja en el horizonte desde nuestras latitudes. La observación la hice desde el Purche, en un monte cercano a Sierra Nevada que cuenta con un cielo sur bastante oscuro, dominado por las altas montañas. Esta galaxia es NGC 253, también conocida como la Galaxia de la moneda o la galaxia del Escultor. Desde cielos meridionales debe ser una verdadera maravilla.

ngc253_2005_10_27

NGC 253, situada a casi 12 millones de años luz, es la mayor galaxia del grupo del Escultor. Es considerada una galaxia de brote estelar, en la que tiene lugar una altísima tasa de formación de nuevas estrellas. Imágenes del Hubble han puesto en evidencia la presencia de enormes cúmulos de estrellas jóvenes junto al núcleo de la galaxia, así como estrellas Wolf-Rayet (en esta entrada hablábamos sobre ellas). Abundantes supernovas han producido rápidos vientos que remueven el polvo de sus brazos. De todo esto se ha deducido que la galaxia fue testigo, hace unos 200 millones de años, de la colisión con una galaxia enana, al igual que M82, estimulando el brote estelar. Por si fuera poco, en su núcleo reside un gran agujero negro, similar al de nuestra galaxia.

Una vez entrados en materia, vamos a observar a NGC 253. A través de prismáticos se aprecia perfectamente su forma alargada, por debajo de Beta Ceti, con un gran brillo superficial. Con el Dobson 305 mm, a 65 aumentos, la imagen es impresionante, ovalada, con un núcleo bien marcado y brillante en el centro. Se aprecian a lo largo del halo zonas moteadas que confieren al conjunto una imagen de tridimensionalidad. A 125x la galaxia se ve en todo su esplendor. El núcleo se encuentra lindando con una barra oscura que recorre de forma horizontal el centro, contactando con otra hacia el Este. Dos grandes condensaciones destacan a su vez, que en fotografías de larga exposición corresponden a zonas de alta densidad. Mayores aumentos permiten navegar por la galaxia, sin que ésta pierda excesivo brillo. Es un objeto grande, especialmente con mirada indirecta, mediante la cual se aprecian los bordes cada vez más difusos.

NGC 253

Por ahora nos contentaremos con esta visión, que ya de por sí supera con creces a la de la mayoría de objetos de su naturaleza, sintiendo cierta envidia sana de los observadores meridionales. El punto a favor es que NGC 253 estará ahí para nosotros, esperando a que viajemos a regiones más sureñas para saludarnos cara a cara.