A orillas de la vela (Cr 173 y NGC 2547)

Hace 2.6 millones de años tuvo lugar una tremenda explosión, una supernova en la región de Vela cuyos restos conforman hoy la estructura de mayor tamaño aparente en el firmamento. Ocupando casi 40º de cielo, el remanente de supernova conocido como Gum 12 ( la nebulosa de Gum, a secas) es visible tan sólo en fotografías de larga exposición, lanzando sus filamentos como una inmensa y desgarbada onda explosiva a través de un espacio de 1.000 años luz. No podremos verlo con nuestros ojos, pero sí podemos observar algunos objetos que pueblan sus dominios.

gum-nebula-vela-snr-lg

En primer lugar nos fijaremos en Collinder 173, un disperso cúmulo abierto con un diámetro aparente de unos 6º, a través de los cuales discurre un centenar de estrellas, algunas de ellas visibles en el rango de la quinta y sexta magnitud. Se sitúa a 1.300 años luz de distancia, en el seno de la asociación estelar Vela OB2, en la rama de Orión (la rama de la Vía Láctea en la que nos encontramos, que comunica el brazo de Sagitario con el de Perseo). Cuenta con una edad de entre 10 y 20 millones de años y está presidido por una brillante estrella, gamma Velorum, que recibe el nombre de “Suhail al Muhlf”, siendo la más brillante de la constelación. En realidad se trata de una estrella doble cuyos componentes tienen una magnitud de 1.78 y 4.14. El de menor brillo, curiosamente, es la estrella Wolf-Rayet más cercana a nuestro planeta, a una distancia de unos 1.100 años luz (en esta entrada hablábamos sobre las estrellas WR). Como ya sabemos, este tipo de estrellas se caracterizan por sus intensos vientos y radiación ultravioleta, lo que ha interrumpido la formación estelar cercana e incluso ha llegado a modelar el cúmulo Cr 173.

Con los prismáticos podremos apreciar, justo en el límite sur de este gran cúmulo, una pequeña mancha con algunas diminutas estrellas inmersas en ella. Se trata de NGC 2547, un cúmulo que fue descubierto por Lacaille en 1751 desde Sudáfrica que también se conoce como Cr 177 o Melotte 84. Se encuentra algo más alejado que Cr 173, a casi 2.000 años luz, y su diámetro es de tan sólo 20 minutos de arco, correspondiéndose a unos 10 años luz a la distancia calculada. También es algo más añoso que su compañero, contando a sus espaldas con 36 millones de años. Está formado por unas 600 estrellas, muchas de las cuales son visibles con el más mínimo telescopio. Sin embargo, su visión con unos pequeños prismáticos tampoco desmerece, acompañando a la congregación de brillantes estrellas que forman Cr 173.

NGC 2547

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s