Cielo sahariano (NGC 2451, NGC 2546 y Cr 185)

Hoy a vamos a poner nuestra mirada sobre dos llamativos cúmulos que son perfectos para observar con prismáticos: NGC 2451 y NGC 2546, ambos en la constelación de la Popa. El primero de ellos, descubierto por Giovanni Battista Hodiern en el siglo XVII, ha dado más de un quebradero de cabeza a los astrónomos. Hace dos décadas un estudio demostró que las estrellas de NGC 2451 no conformaban un verdadero grupo entre sí: sin embargo, se encontró una similitud entre una veintena de estrellas cercanas que compartían su movimiento a través del espacio, un verdadero cúmulo que recibió el nombre de “Puppis Moving Group” o NGC 2451-A. Este grupo se encuentra a unos 600 años luz, ocupando un área celeste de unos 4 grados, y tan sólo cuatro de sus estrellas se encuadran en el inexistente NGC 2451. Sin embargo, poco después se descubrió otra segunda asociación de estrellas que se encuentra situada tras el mencionado cúmulo: se encontraba a 1300 años luz de distancia y pasó a conocerse como NGC 2451-B: ambos cúmulos superpuestos tienen una edad de entre 50 y 100 millones de años.

Es difícil observar NGC 2451 y pensar que no es un verdadero cúmulo estelar, porque con prismáticos se aprecia sin dificultad un grupo de una veintena de estrellas que se disponen de forma longitudinal en torno a una brillante y llamativa estrella anaranjada denominada c Puppis. Es una gigante roja con una masa diez mayor que la del Sol, situada a 1.130 años luz, distancia similar, como hemos dicho en el párrafo anterior, a la de NGC 2451-B, por lo que no sería disparatada su asociación. Sea como sea, el marco es perfecto para observar con prismáticos, más aun si añadimos el cúmulo NGC 2477, que aparece como una débil nubecilla al sureste de NGC 2451 (ya hablamos de NGC 2477 en esta entrada).

NGC 2451

NGC 2546, al Este del lugar donde nos encontramos, es un interesante cúmulo abierto al que dos parejas de estrellas parecen señalar a simple vista. Fue descubierto en 1751 por Lacaille, desde Sudáfrica, brillando como una débil nubecilla alargada de magnitud conjunta 6,3. Se encuentra a la considerable distancia de 3.300 años luz, y a través de los prismáticos aparece como un delicado cúmulo con una veintena de estrellas débiles, aunque muchas más se adivinan entre el fondo nebuloso. Muy cerca podemos intentar ver un cúmulo más tenue, situado a unos 5.000 años luz de distancia: se trata de Cr 185, una diminuta mancha apenas perceptible en la que no fui capaz de distinguir estrella alguna. Con telescopio no debe suponer problema alguno, y quien tenga oportunidad debería intentar ver, en el mismo campo, la región HII NGC 2579.

NGC 2546

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s