La perla de la luna

En el suroeste de la luna, en contraposición al Mare Crisium, destaca un pequeño mar redondeado que guarda alguna de las más sofisticadas formaciones de nuestro satélite. Mare Humorum es un mar de unos 380 km de diámetro que se formó hace 3.900 millones de años, en el período nectárico, por el impacto con un gran asteroide. La colisión hizo florecer grietas que bañaron con la lava interna la mayor parte de la cuenca formada, cubriéndola con más de 3 km de espesor, suavizando de esa manera su superficie. Alrededor de Mare Humorum se levantan formaciones elevadas que marcan el borde del cráter, y en su superficie pequeños cráteres han ayudado a conocer su edad.

Pero quizás la formación más interesante y llamativa de esta zona sea el cráter Gassendi, que corona el mar en su vertiente norte. Con unos 110 km de diámetro, escarpadas paredes bordean este cráter en cuyo centro se alzan tres picos, alcanzando uno de ellos los 1.200 metros. Esta formación central denota su origen por impacto. Su muralla en la región sur presenta una estrecha comunicación con el Mare Humorum. La “perla”, denominada Gassendi A, es un cráter de 33 km con altas paredes e irregularidades en su interior, con terrazas escalonadas y pequeñas montañas centrales. Al oeste, el cráter Mersenius, de unos 85 km de diámetro, se encuentra bañado por las sombras que dejan sus paredes occidentales, y es único cráter capaz de encarar al espectacular Gassendi.

Foto Luna Gassendi.jpg

Delimitando al Mare Humorum, al noroeste, podemos ver una larga grieta curvada, Rimae Mersenius, que va desde Gassendi hasta un pequeño cráter de 20 km de diámetro denominado Liebig G. Si continuamos descendiendo hacia el sur encontramos, en el borde del mar, un interesante cráter denominado Doppelmayer, de 65 km, cuyas paredes orientales han sido cubiertas con lava, de forma que resalta con más claridad su pared al oeste. Una alta montaña central domina el horizonte, fácilmente visible con el telescopio. Justo a su lado reside un curioso cráter fantasma con sus murallas apenas elevándose sobre el nivel de base, denominado Poiseux. De hecho, si los rayos solares no inciden mínimamente oblicuos resultará extremadamente difícil distinguirlo.

Luna - Gassendi.jpeg

Un poco hacia el sur destaca otro cráter parcialmente inundado por lava, Lee, de 41 km de diámetro, en estrecho contacto con Lee M, otro cráter aún menos profundo pero algo más ancho, con 77 km. El último componente de este grupo de cráteres es Vitelio, con 41 km de diámetro y unas paredes externas de casi 2.000 metros de altura. Alberga, además, una pequeña montaña central.

El borde oriental del Mare Humorum no es tan rico en detalles y formaciones llamativas, contando con pequeñas cordilleras salpicadas con algunos cráteres, poco visibles en este día lunar. Dentro de unos días el sol se pondrá volverá a salir en la luna y producirá las sombras opuestas a las que podemos ver hoy, dando un toque distinto a un mismo lugar. Sea como sea, el Mare Humorum nos invita a visitarle tan a menudo como podamos, descubriendo sus pequeños cráteres centrales y las grandes formaciones que pueblan su periferia.

Luna - Gassendi detalles

Una respuesta a “La perla de la luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s