La reina del norte (M101)

Es, sin duda, una de las mejores exponentes de galaxias en espiral, algo delicada y exigente, pero pocas galaxias nos muestran sus brazos de la forma en que lo hace M101. Descubierta por Pierre Mechain y catalogada por Messier a finales de siglo XVIII, ninguno de sus coetáneos se podía imaginar que la difusa nebulosa que observaban por sus primitivos telescopios era en realidad uno de los grandes universos islas que forman el cosmos.

M101, también conocida como NGC 5457, es una galaxia en espiral que nos mira de frente desde una distancia de 27 millones de años luz. Está compuesta por un billón de estrellas… Es una cifra fácil de decir pero difícil de entender. Para hacernos una idea, se les estima a nuestra galaxia una cantidad entre 100.000 y 400.000 millones de estrellas, por lo que M101 tiene de 2.5 a 10 veces más componentes. Pertenece al “grupo M101”, compuesto por una decena de galaxias, que se sitúa cerca del grupo M51 y del grupo NGC 5866, ambos situados a una distancia similar de nosotros.

Ya conocida su región, nos centramos en ella. Es una galaxia con una importante formación estelar, patente en las más de 3.000 regiones HII que se han descubierto a lo largo de sus brazos, algunas de ellas, comFoto M101o veremos, visibles al telescopio. En su centro, a diferencia de muchas de sus congéneres, no se ha encontrado ningún agujero central masivo (hemos pasado de una época en la que difícilmente se podía creer en la existencia de agujeros negros, a otra en la que lo difícil es que no haya ninguno en una galaxia). Las fotografías muestran el esplendor de unos inmensos brazos en espiral que se extienden por un diámetro de 170.000 años luz, algo mayor que la nuestra. En ellos destaca cierta asimetría, producida por anteriores interacciones con las galaxias que la rodean (tiene cinco compañeras a relativamente corta distancia). Esta singular estructura la ha hecho meritoria de entrar a formar parte del catálogo de galaxias peculiares con el nombre de Arp 26.

Su gran tasa de formación estelar la hacen protagonista de frecuentes procesos de novas y supernovas, habiéndose detectado en ella tres novas en el último siglo. La última de ellas tuvo lugar en 2011, conocida como SN 2011fe, apareciendo en uno de sus brazos en forma de brillante estrella que fue aumentando su intensidad hasta alcanzar, en apenas dos semanas, la increíble magnitud de 9.9, fácilmente visible por cualquier tipo de instrumento. Brillaba, en ese momento, con la fuerza de 2.500 millones de soles…

Al apuntar mi telescopio en mayo de este año no vi en ella ninguna supernova, pero sí una de las mejores galaxias que he visto hasta ahora. El lugar de observación, entre Jaén y Granada, era especialmente oscuro, si bien la noche no era lo diáfana que podía ser. Iba con la idea predefinida de que vería lo mismo que antiguamente, con mi Dobson 200 mm: una “mancha” muy difusa y sin detalles definidos. Por eso noté un hormigueo cuando vi claramente, en cuanto adapté la vista, dos brazos espirales con una nitidez increíble, sin esfuerzo, ambos saliendo de un núcleo redondeado bien definido. Después de M51, los brazos de M101 fueron los segundos que pude ver.

M101

Pero no terminó ahí la cosa… Tras varios minutos observando fui consciente de que había algunos “parches”, condensaciones en los brazos. Luego pude comprobar que son regiones HII tan brillantes que cuentan incluso con un lugar propio en el catálogo NGC. Había dos en el brazo más inferior y otro al final del brazo superior. Un tercer brazo hacía su aparición tímidamente en uno de los laterales del núcleo, de una forma menos definida que los principales.

M101 detalles

Creo que no le dediqué todo el tiempo que pude, así que estoy deseando tenerla a tiro en un cielo oscuro para poder completar esos brazos y ver más condensaciones, para sacarle jugo. Ya, por estas fechas, habrá que esperar unos meses y visitarla antes del amanecer. El hecho de saber que siempre estará ahí otorga cierta tranquilidad a esta afición.

4 Respuestas a “La reina del norte (M101)

  1. Pingback: Jugando en el cielo (NGC 281) | El nido del astrónomo

  2. Que ganas le tengo a esta galaxia, ahora que esta a tiro , en estas fechas, intentaremos ver lo que nos explicas con tanto entusiasmo.
    Gracias por este fantástico blog.

    Me gusta

  3. Pingback: Retorno a M101 | El nido del astrónomo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s